manzana lechuga plato
nutrición

5 creencias sobre el peso

Hoy me gustaría aclararte un par de cosas que no te van a ayudar a perder peso y mantenerlo de manera constante. Sé que por ahí circulan muchos consejos de

“haciendo esto conseguirás quitarte 5 kilos”

“este alimento es super sano y tiene las propiedades de… y te ayudará a bajar de peso”(me tengo que reír –por no llorar- a menudo con la dieta de la piña)

“consume productos bajos en grasas”

y otras muchas más cosas que tienen que ver más con el marketing que con la nutrición.

1.- Come menos y haz más deporte

Eso de estar reduciendo calorías sin consultarlo con un nutricionista o dietista y encima combinándolo con hacer mucho más deporte te va a dar (malas) sorpresas. Existe un aporte básico de nutrientes y calorías que debes darle a tu cuerpo. Si reduces sin más, tu metabolismo se ralentiza y serás más susceptible de aumentar de peso. Y si encima te pones a hacer deporte vas a estresar aún más al cuerpo.

Si quieres bajar de peso tienes que activar tu metabolismo – no al revés.

2. Comer muchas veces al día

Es decir, que al fin de cuentas estamos casi todo el día con algo en la boca. ¿Realmente crees que el cuerpo está hecho para ocuparse con la digestión cada dos por tres? Porque cuando algo entra en la boca… hay que digerirlo, lo cual lleva un tiempo hasta que finaliza. Y al poco empiezas de nuevo(¿?)

Por supuesto que hay casos determinados en los que sí se recomienda. Pero en general, la insulina que necesitamos para la digestión no debería generarse constantemente.

De ahí que los últimos estudios sobre el ayuno intermitente estén cambiando ya los patrones de muchas guías de alimentación.

Come tres veces al día a gusto y deja al cuerpo descansar de tanta digestión.

3. Reducir los carbohidratos y aumentar las proteínas

Si no eres un culturista o haces deporte anaeróbico constantemente no es necesario que te alimentes con muchas más proteínas que te dan las pautas generales.

Necesitamos energía de proteínas, sí, pero no más de un 15% (ojo con la grasa animal). ¿Cuántas sules ver en tu plato? Muy importante es la calidad de las mismas, como las fabulosas proteínas de origen vegetal (legumbres, nueces, …)

Los hidratos de carbono son la principal fuente de energía para el cuerpo. Te lo dice la ciencia, los estudios y los profesionales de la nutrición. PERO no te engañes, eso no quiere decir que comer pan, pasta, patatas,etc. sea lo que necesitas, no. Elige siempre los alimentos integrales, el amaranto, la quinoa, y por supuesto las verduras y frutas que también contienen carbohidratos.

4.  Seguir aquello de “El desayuno es la comida más importante del día”

Mira, esto es muy fácil. Si te levantas y tienes hambre, desayuna (sano). Y si el cuerpo aún no te lo pide, espera. Mucha gente confunde la sensación de comer con la de beber, y muy posiblemente lo primero que necesites es hidratar el cuerpo después de haber dormido.

El ayuno intermitente, es decir una pausa de comida de entre 8, 12 e incluso hasta 16 horas permite que tu aparato digestivo descanse, el cuerpo ponga en marcha otros mecanismos como la autofagia y se aprovechen las reservas de grasa para obtener energía.

Eso sí, ¡asesórate antes de saltarte el desayuno y practicar este tipo ayuno!

5. Evitar las grasas porque “engordan”

Esto es uno de los grandes pecados y malentendidos que se han propagado desde que los azúcares refinados entraron en nuestra dieta. Se sabe que reducir el consumo de  grasas es un factor importante para sufrir enfermedades cardiovasculares y subir de peso.

La dieta mediterránea es el mejor ejemplo estudiado de lo que significa enriquecer la alimentación con muchas grasas beneficiosas y mantenerse en forma, sano y vital.

No se trata de perder peso únicamente, sino de aprender qué es lo que necesitas comer para estar bien. Un cambio de alimentación te puede cambiar la vida….te lo digo por experiencia. Con tres hijos y disfrutando de los cuarenta y pico 😁.

Diana

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *