• ¿cuántos tipos de frutas distintas comes al día?
  • ¿qué cantidad de verduras y en qué variedad comes regularmente?
  • ¿las nueces, almendras, anacardos o pistachos forman parte de tu dieta?
  • ¿eres vegetariano o vegano?

La naturaleza puede entenderse como un mosaico en el que cada una de las piezas contribuye a crear la imagen completa y perfecta. Y en concreto las plantas, verduras, frutas y hierbas se complementan por la variedad, colorido y propiedades de todos los elementos que las forman.

No existe una sola planta ni una sola semilla o aceite que contenga todo lo que necesitamos para vivir fuertes y sanos. Igual que ese mosaico es fundamental que nos regalemos en cada plato un poco de todo. En nutrición se habla por ello de crear platos con muchos colores de verduras, frutas, frutos rojos, hierbas, semillas y otras maravillas que nos hacen mantener fuertes. Si sigues esas pautas, tu plato más saludable será un lujo para la vista y para el paladar.  

Conectemos ahora esto con las preguntas del principio. La idea del plato saludable en sí es genial pero la realidad es como me dicen muchos que no les da el tiempo, la imaginación o las fuerzas para introducir tantas cosas distintas por muy buenas que sean. La mayor parte de la población ya no come la cantidad de fruta variada – y recalco variada- o verduras, setas, semillas, etc. Si a eso le sumamos el estrés diario, las horas insuficientes de descanso, los alimentos preparados y ultraprocesados vemos que la alimentación general que llevamos deja de ser óptima. Y ni siquiera hemos hablado de la cantidad de grasas animales que muchos toman al haberse convertido en algo asequible y rápido de preparar. Es ahí cuando aquello de yo como bien o sigo una dieta equilibrada flaquea o se nos viene abajo.

Una de las razones por las que la suplementación es algo que recomiendo en muchos casos reside es ese desquilibrio nutricional. Y aunque la palabra no sea muy atractiva déjame que te explique:

Extraer por procesos especialmente cuidadosos los ingredientes beneficiosos de las plantas, concentrarlos y combinarlos con otros más procedentes por ejemplo de bayas, aceites, semillas es lo que la suplementación de nivel te va a proporcionar. No se trata de combinar vitaminas aisladas o este mineral con el otro, que siempre son sintéticos y por lo tanto la bioabsorción pésima. Se trata de ir a la fuente vegetal de esos antioxidantes, minerales , vitaminas y ácidos grasos esenciales que tu cuerpo tanto necesita. Todo ello con

0 aditivos sintéticos

0 conservantes

100% frescos – mientras los principios activos aún lo son

Hasta que no lo has experimentado tú misma, no eres consciente de lo mucho que mejora tu calidad de vida. ¿Tienes curiosidad por saber más? Habla conmigo y te cuento cuándo daré la siguiente charla sobre este tema.

Diana