chica joven con protector solar
cosmética fresca

Hablemos del protector solar

Ay… el tema las trae consigo. Por un lado nos queremos proteger de los efectos dañinos del sol y por otro resulta que la mayor parte de los protectores solares son un verdadero cóctel de química con sabidos efectos distorsionantes en las hormonas. Socorro. ¿y qué hacer entonces?

A mí no me ha sido nada fácil y he tenido más de un quebradero de cabeza. De los tres niños que tengo, dos me han salido con una piel super delicada por decirlo de alguna manera. Ni toleran ni se les hidrata con cualquier crema. Si además le sumas que su piel es muy blanca y casi no producen melanina, ya te imaginarás cómo me las he visto en España en pleno agosto con ellos.

Yo ya estaba al corriente de los mejunjes nocivos de los protectores convencionales, por lo que no iban a ser una opción. El resultado ha sido durante algunos años que los niños fuera embadurnados de blanco. Una solución poco atractiva y pringosa.

Por eso cuando descubrí que RINGANA tenía un protector a base de minerales, resistente al agua y que promocionaban como un «no te deja blanco» no pude mas que probarlo. Esta vez sí que di en la diana. En pleno verano con los niños al sol en la piscina y la playa, este protector ha podido y puede con todo. Estoy súper contenta, sobre todo porque además de proteger también lo hace con el mar al no desprenderse en el agua.

Y después de empaparme con la literatura científica he entendido por qué uno de factor 20 aplicado correctamente es suficiente para la mayor parte de las pieles. Lo mejor sigue siendo quedarse a la sombra si estás buscando protección 100. Pero cuando te apetezca disfrutar en la playa sin preocupaciones al menos un buen rato ya tienes esta alternativa, el FRESH Sunscreen que te puedo recomendar con sinceridad. Por supuesto certificada por COSMOS NATURAL.

Aquí te dejo un par de consejos más para tomar el sol:

Primero – plantéate si realmente es necesario que te quedes horas y horas al sol – sobre todo cuando más pega, de 12.00 a 16.00

Segundo – pásate a un protector con filtros minerales que no penetre en la piel y que tenga efecto inmediato

Tercero – renueva cada 2-3 horas y ponte bastante cantidad (2mg/cm2 ). De poco te sirve uno con factor 50 si no lo aplicas como debe ser puesto que al final te protege como uno de 15 ☹. ¿Y cuánto es eso? Más o menos unas 3 veces más de lo que sueles hacer si esto es para ti nuevo.

Cuarto – el protector tiene que ser completamente resistente al agua para no contaminar las aguas y evitar los desastres ecológicos en el mar, mantener la protección cuando estás nadando, que con la reflexión aumenta la radiación

Disfruta con precaución.

Diana

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *